Menubar

miércoles, 27 de marzo de 2019

Joyas de la red - dividir un archivo grande en varias partes usando Hacha

Por J. Manuel Mar H. Editar
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en MeWe
Enviar a Reddit
Guardar en Internet archive
Guardar en  archive.today
Enviar por email
Logo Hacha  Hubo una época en que era difícil trasladar un archivo de una máquina a otra, o para compartirlo en Internet. Había varias opciones: comprimirlo en un archivo zip y dividirlo en varios discos, comprimirlo en formato rar o dividirlo en varias partes para ir pasando una por una o bien para ir subir todas sus partes a Internet por separado.
  Es ahí donde entra el software que en esta ocasión reseñaremos: Hacha, todo un clásico de la década pasada y como ayudó a resolver el problema de compartir archivos muy grandes en Internet, los invito a continuar leyendo este post esperando les traigo bonitos recuerdos.

Publicidad


  Internet ha cambiado mucho (demasiado) en casi dos décadas: allá a principios de la década del 2000 la única fuente de descargas de videos por ejemplo eran servidores ftp que proporcionaban este contenido o páginas personales que para nada eran aptas para compartir este tipo de contenido. ¿Porqué  razón?, porque no eran plataformas de streaming, había que esperar a que bajara todo el video para poder verlo y tomando en cuenta el tamaño del archivo y las velocidades de esa época eso podría tomar desde horas hasta días enteros.

  Compartir estos archivos tampoco era sencillo: la mayoría de los sitios web daban poco espacio para subirlos (además de no estar permitido muchos de estos formatos) y la velocidad de conexión hacía que en muchos casos fuera francamente imposible. Por otra parte se encontraban en auge los programas P2P (Ares, Kazza, etc), pero el panorama era más o menos el mismo: conexiones lentísimas teniendo que esperar en el mejor de los casos días para bajar  siquiera un archivo.

  Pero había otra solución: dividir el archivo a compartir en muchas partes de tamaño razonable para trasladarlo de una computadora a otra, o subirlo a Internet y que no tomara tanto tiempo enviarlo (cada parte) ni tampoco su descarga. Hacha se volvió muy popular gracias a esta característica que a continuación vamos a explicar y como aún hoy en día podemos seguirle sacando mucho provecho a este programa.

  Hacha fue creado por Leonardo Donaire (Dr. Software), este programador de Perú cuenta en su portafolio con centenares de programas desarrollados a lo largo de 34 años de carrera como desarrollador (WOW). Nace de la necesidad de poder dividir fácilmente un programa en varias partes y poderlo reconstruir sin mayores problemas; muchísimo material en Internet se encontraba en este formato: archivos divididos con Hacha y por supuesto siempre la liga y las instrucciones para instalarlo y reconstruir el archivo.

  Aunque hoy en día gracias a las velocidades de la red y servicios especializados ya no es tan necesario dividir un archivo grande para compartirlo, pero aún así de vez en cuando es necesario disponer de herramientas de este tipo. Hacha se encuentra en dos versiones que podemos descargar desde su web oficial http://www.hacha.org.

  Hacha se encuentra en dos versiones: clásico (que es el que conocimos muchos de nosotros) y Hacha.NET. Hacha clásico permite dividir y reconstruir un archivo de hasta un máximo de 2 GB de tamaño, si queremos dividir un archivo mayor ya no será posible y obtendremos un mensaje de error. Hacha.NET no tiene ese problema, el funcionamiento es más o menos el mismo en los dos casos.

Comenzaremos reseñando la versión clásica de Hacha:

  Necesitaremos descargar el software, mismo que puede ser descargado desde su web oficial, coloco aquí el enlace para descarga directa: https://www.hacha.org/programas/hacha.rar, descomprimimos el archivo descargado y ejecutaremos el archivo "hacha.exe" teniendo ahora como resultado una pantalla como la siguiente:
Pantalla inicial de Hacha

 El funcionamiento es realmente simple: solo dos botones, cortar o pegar el archivo. Empezaremos por cortar un archivo.

  Para ello presionaremos el botón "CORTAR", se nos abrirá un cuadro de diálogo desde el cual seleccionaremos el archivo que queremos dividir, una vez seleccionado ahora veremos la siguiente pantalla:
Iniciar parámetros para dividir archivo

  Seleccionaremos el tamaño de cada archivo, en mi caso seleccionaré 100 KB pues es un archivo pequeño y solo para pruebas, escribiré 0.1 en el cuadro "Tamaño:" y desmarcaremos la opción "Origen = Destino" para que se nos permita especificar donde queremos guardar el archivo dividido y presionaremos el botón "Metele Hacha". Debemos ahora seleccionar la carpeta destino desde la siguiente ventana (presionaremos el botón "Aceptar" cuando ya tengamos la ruta seleccionada.
Seleccionar destino de archivos (fragmentos)

  Veremos ahora la siguiente pantalla, dejaremos las opciones marcadas tal cual y solo nos limitaremos a presionar el botón "Continuar...".
Confirmar proceso

  Tendremos a continuación una confirmación de que nuestro archivo fue dividido exitosamente, en cuantas partes fue dividido y cuando tiempo le tomó al programa realizar el trabajo.
Archivo dividido exitosamente

  Efectivamente, nuestro archivo ha sido dividido, ya podríamos estos archivos subirlos a un servidor web y de esa manera no sería tan lento tener que subir todo de una vez teniendo que esperar horas en el proceso (y si acaso se podía en ocasiones).
Archivo dividido

Ahora vamos a reconstruirlo:

  Este era el segundo paso una década o más atrás, en la red se encontraban muchos archivos divididos con Hacha, debíamos bajarlos todos y unirlos para tener el archivo original de nuevo. El procedimiento es igualmente, muy simple.

  Una observación: si estamos tratando de reconstruir un archivo ejecutable es mejor desactivar el antivirus antes de cualquier cosa. En esta pc tenía Microsoft Security Essentials, cuando quise reconstruir un ejecutable usando Hacha clásico el archivo resultante resultó corrupto, con el antivirus desactivado no hubo ningún problema.

  Regresaremos a la pantalla inicial y ahora presionaremos el botón "PEGAR". Seleccionaremos el primer archivo de nuestra lista para comenzar el proceso de unión, para ello iremos a la carpeta donde tenemos descargados los archivos a unir desde el cuadro de diálogo que Hacha genera y lo seleccionaremos; en mi caso es el archivo "a todos.pptx.0".

  Ahora tendremos la siguiente pantalla, dejaremos las opciones marcadas tal cual y presionaremos el botón "Pegar Archivos".
Confirmar parámetros para unir archivos

  Si todo salió bien veremos un aviso en pantalla confirmándonos que el archivo fue reconstruido exitosamente y en la carpeta donde tenemos los fragmentos ahora tendremos el archivo reconstruido.
Archivo reconstruido exitosamente
Archivo reconstruido

  Como pueden ver es muy sencillo usar Hacha, pero el inconveniente es que solo se pueden dividir archivos de hasta 2 GB, si tenemos un archivo de mayor tamaño debemos usar Hacha.NET.

  Descargaremos el programa (https://www.hacha.org/programas/hacha_net.rar descarga directa, aunque el autor no especifica si necesitamos alguna librería extra, el icono del programa corresponde a los programas generados para la plataforma .NET de Microsoft, con Windows XP y superiores suele venir preinstalada la versión 3.5, si Hacha no corre hay que bajarla o la última versión de preferencia), lo descomprimimos y ejecutamos el archivo "Hacha.exe", veremos la siguiente pantalla:
Pantalla inicial de Hacha.NET

  Como vemos, es la misma pantalla que la versión clásica (salvo que están invertidos los botones), por lo que presionaremos igualmente el botón "CORTAR" para iniciar el proceso de división de nuestro archivo.

  Ahora ya no será necesario especificar de que tamaño queremos cada bloque para los archivos, sinó cuantos pedazos queremos y conforme vayamos seleccionando numero de piezas veremos el tamaño de cada archivo resultante.
Pantalla dividir archivo

  Seleccionaremos el archivo que queremos dividir, en cuantas partes lo queremos dividir y donde queremos guardar todas sus partes, tendremos algo como lo siguiente en pantalla (Nota: archivos muy pequeños Hacha.NET no los puede dividir, obtenemos un mensaje indicándonos que el archivo es muy pequeño para dividir, resulta curioso que Hacha clásico no tiene este problema, pues dividí un archivo de 483 KB sin mayores inconvenientes, en la versión .NET tuve que seleccionar otro para prueba, este de 9.18 MB):
Confirmar parámetros para dividir archivo

  Ya solo resta presionar el botón "CORTAR" y si todo salió bien veremos la confirmación del proceso de cortado del archivo.
Archivo dividido exitosamente

  Como podemos ver ahora cambia la extensión de los archivos, en lugar de terminar en .0, .1 y así sucesivamente ahora las extensiones son .H00, .H01, etc.
Archivo dividido (fragmentos)

  Una cosa que me gustó de Hacha.NET aparte de poder dividir archivos mucho más grandes es que el número de pasos se reduce para dividir el archivo, sin embargo ya es incompatible este formato con el de Hacha clásico, tampoco puede reconstruir un archivo creado con Hacha clásico (obteniéndose un error de ejecución).

Ahora reconstruiremos el archivo.

  Iremos nuevamente a la pantalla de inicio y seleccionaremos el botón "PEGAR", tendremos una pantalla como la siguiente:
Pantalla reconstruir archivo

  Seleccionaremos el archivo que queremos reconstruir, para ello presionaremos el primer botón para superior derecha y en el cuadro de diálogo seleccionaremos la ruta y el primer archivo de la secuencia, en este caso se llama "patisserie.7z.H00".

  Dejaremos todo tal cual pues queremos que se reconstruya en la misma carpeta donde están todos sus fragmentos, solo resta presionar el botón "PEGAR".
Confirmar parámetros para pegar archivos

  Si todo ha salido bien tendremos una confirmación del éxito al unir el archivo y ya lo veremos en la carpeta que seleccionamos como destino.
Archivo reconstruido exitosamente
Archivo reconstruido

  Es todo, ya hemos dividido y reconstruido nuestro archivo, tanto con la versión clásica de Hacha, como con su versión .NET.

  Se agradece mucho este software gratuito al señor Leonardo, si desean saber más de el, trabajos que ha realizado, contactarlo, etc pueden visitar su página web que es http://www.hacha.org, responde del mismo modo por correo electrónico en leonardo_donaire@yahoo.com o pueden seguirlo en las redes sociales de Facebook o Twitter.

Conclusiones:


  Como pueden ver era muy sencillo subir archivos de gran volumen a la red gracias a Hacha, y aunque hoy en día ya no es muy necesario esto aún sigue siendo de mucha utilidad este software, por ejemplo en mi trabajo tenía que mover un archivo de varios GB a un disco externo formateado como FAT32 y no era posible (FAT32 no permite mover archivos de más de 4 GB). ¿Solución?, dividir el archivo y tenerlo por partes, cuando se necesite se va a reconstruir.

Así que hay Hacha para rato.

Procedencia de las imágenes:
 Todas las imagenes aquí usadas son tomadas de los programas
Hacha y Hacha.NET y corresponden a su respectivo desarrollador,
solo se han usado con fines educativos.


Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional, haga clic aquí para conocer más detalles.

Publicidad:


Compartir:


Temas relacionados:


Danos tu voto
Comunidad Kynamio
Directorio de blogs, ¡agrega el tuyo!
Programas para el mantenimiento de Windows
Blog de seguridad informatica